Una gota, un silencio, la hoja
Ana Maria Romano G

Técnica: Instalación.
Año: 2018.

Un planeta sin insectos puede desaparecer. La Tierra sin personas puede seguir su camino. Cada ser es un centro. Un segundo puede ser una conmoción, un estremecimiento, la agitación. Todo se mueve. Todo nos transforma.

Las fotografías, los videos y las grabaciones fueron hechas en Ayni - Santuario de abejas, ubicado en La Mesa, Cundinamarca. La obra nace allí, en el encuentro con unos seres maravillosos que nos recuerdan la diversidad de la vida y la complejidad de la existencia; seres que también nos invitan a navegar mundos interiores, a apartar sentimientos de superioridad.

Las abejas son los insectos polinizadores por excelencia, son animales importantísimos en la vida, dado que ayudan en la producción de los alimentos, no obstante, las malas prácticas en la agricultura (uso de fertilizantes o pesticidas) o la generación de contaminación sonora- ambiental -entre otras causas- tienen a las abejas en peligro de extinción.

La arrogancia del antropocentrismo nos ha llevado a múltiples crisis que se pueden condensar en que hasta nuestra propia existencia podría estar en peligro de extinción. Las abejas me han ayudado a intuir rutas para percibir lo invisible y oír lo inaudible. Las abejas me incitan a saberme múltiple y a disponerme para la transformación. A sumergirme en los detalles para atravesar capas, para desplegar los espacios, para probar universos inimaginados.

Una eternidad pasa volando. ¿Es necesario pensar o buscar un centro? Todo suena. Crear sin pomposidades y en la fragilidad del presente.

Inicio

Silla

Pared Izquierda

Pared Derecha

Activación Concierto Electroacústico